25-11-2017
 
 
 
 
LA ARAUCANA
AUTOR ALONSO DE ERCILLA Y ZÚÑIGA
DIRECCIÓN Y ADAPTACIÓN YASMÍN GENERAL
COREOGRAFÍAS MAURICIO CONCHA
PRODUCCIÓN GENERAL ALBERTO HELLWIG
TEATRO DE SANTIAGO
MMVIII
Duración: 60 Minutos App. / Clasificación: 6° Básico a 4° Medio (*)
La más grande epopeya de nuestra tierra, llevada por primera vez a las tablas, en una imponente puesta en escena, que basada en el texto original del poema épico de Alonso de Ercilla y Zúñiga (Madrid 1533 - 1594), rescata el espíritu heroico de los protagonistas y el desarrollo dramático de sus circunstancias.

Lautaro, Pedro de Valdivia, Caupolicán, Alonso de Ercilla, Guacolda, Francisco de Villagra, Colo Colo, junto a otros singulares personajes, son los protagonistas del encuentro épico de dos culturas, crisol de la nueva nación chilena. Llevadas por primera vez a una magistral presentación que reune en una obra la historia, la música, las costumbres, los atuendos, los juegos, la danza, la cosmovisión, la guerra y la tragedia del pueblo mapuche.
 
(*) La CLASIFICACIÓN POR NIVEL EDUCATIVO, es sólo una sugerencia referencial y no ejerce limitación ni obligación alguna. (Art. N°2 Guía Básica de Reservas).
 
LA ARAUCANA EN IMÁGENES
Don Alonso de Ercilla y el relato de la obra "La Araucana", dedicada al Rey de España Felipe II.
Frente a las primeras incursiones en tierras mapuches de Valdivia y sus hombres; El Gran Cacique de la Paz Colo Colo y el Machi Puchecalvo, entregan la saeta ensangrentada al "Meli Witran Mapu" (las cuatro puntas de la tierra) para convocar a todos los Caciques de Arauco al Gran Consejo Mapuche, de ahí saldrá el esperado Toqui... llamado "El Señor de la Guerra".
Bajo la tutela del supremo Nguenechén, de todas las regiones de Arauco llegan los Caciques; los más famosos allí están presentes: Tucapel, Angol, Paicabí, Lemolemo, Gualemo, Elicura, Cayucupil... sólo falta uno, de todos el más fiero.
Después de dos días de competencia entre los hombres de Arauco por ser el Toqui del Pueblo:
" ...llegó con el aguacero a su paso todo Arauco tiembla...
Tuerto de niño, su rostro es de hierro;
Caupolicán ha cogido el tronco del suelo y lo puso sobre sus hombros,
por tres días lo cargó el gran guerrero.
Colo Colo, dió por ganador al más valeroso guerrero,
Caupolicán es su nombre, altivo y fiero."
El pueblo mapuche ha sido mermado, no tanto por la guerra sino por el contagio de pestes traídas por los europeos, entre ellas el temido "chavalongo" o tifus. Caupolicán pide preparar un Nguillatún; La Machi frente al "rewe", altar sagrado mapuche, inicia la ceremonia de rogativa, en profundo trance ruega por su pueblo y el devenir de la guerra.
Galvarino es tomado prisionero y para dar un fuerte escarmiento al pueblo, Francisco de Villagra manda a cortar sus dos manos, luego de cercenarlas es soltado a su suerte. Los mapuches sorprendidos por tanta insanía temen lo peor, pero Galvarino sobreponiéndose a su aflicción arenga a su gente "... han mutilado mis manos para dar muestras de poder a mi gente... Pero en mí no anida el miedo, más el yugo es fuente de valor... vendan estos brazos y amárrenle dos cuchillos en ellos, con los que pelearé como la prolongación de mis manos".
 
Biografía de Alonso de Ercilla y Zúñiga

Alonso de Ercilla y Zúñiga (Madrid 1533 - 1594)

Nació el 7 de agosto de 1533 en Madrid, España, y murió en la misma ciudad en 1594. Su padre fue Fortún García de Ercilla y su madre Leonor de Zúñiga, quien fuera la guardacama de la infanta María. Habiendo quedado viuda cuando Alonso tenía 1 año de edad, Leonor consiguió ubicarlo como paje del Príncipe Felipe, futuro Rey de España.

La permanencia de Ercilla en la Corte, le permitió adquirir los conocimientos entregados por el preceptor de pajes, el latinista Cristóbal Calvete de la Estrella. El estudio de clásicos como Virgilio y Lucano, y la lectura de otros autores como Garcilaso, Dante, Ariosto y Boccaccio, conformaron su universo intelectual, que incluyó también la Astronomía y la Astrología. Su educación se complementó con una serie de viajes que hizo acompañando a Felipe II a Flandes, Viena e Inglaterra.

Ercilla llegó a América en 1556 y a Chile en 1557. Aquí fue testigo de la resistencia indígena, experiencia que plasmó en su obra La Araucana. Regresó a Lima en 1559 y en 1563, a España. En la capital imperial retornó a la Corte, donde recibió el hábito de la Orden de Santiago y contrajo matrimonio con María Bazán, enlace que le dio independencia económica.

Viaje a América.

Las noticias referentes a los sucesos de las lejanas tierras de Chile, llevadas por Gerónimo de Alderete —quien había sido enviado a España por Pedro de Valdivia—, interesaron mucho a Ercilla. Tanto, que estando en Londres decidió volver a España y desde allí viajar hacia América. Se embarcó junto al emisario del Conquistador, quien murió en abril de 1556, sin haber concluido la travesía. Por tal razón, Ercilla continuó solo su viaje arribando al Perú ese mismo año, donde fue recibido por el Virrey Andrés Hurtado de Mendoza, quien lo hospedó en su palacio de Lima.

Su llegada coincidió con los preparativos del hijo del Virrey, García Hurtado de Mendoza, para hacerse cargo de la gobernación del Reino de Chile; por ello, Ercilla se incorporó a esta expedición, con el grado de capitán.

La Guerra de Arauco.

Alonso de Ercilla tuvo una corta, pero accidentada experiencia en la Guerra de Arauco. Acompañó a Hurtado de Mendoza en su primera campaña a Arauco, donde presenció —y se supone que también participó— en las batallas de Lagunillas, Quiapo y Millarapue, siendo testigo de la muerte de Caupolicán, protagonista de su poema: La Araucana.

También participó en la expedición que García Hurtado realizó al Seno de Reloncaví, liderando un grupo que, en piraguas, arribó a la Isla Puluqui con diez hombres. Estando allí, grabó en un árbol una estrofa fijando el día de su desembarco, el 28 de febrero de 1558.

Es condenado a muerte.

Estando en La Imperial —en medio de un gran festejo— se produjo un altercado entre Ercilla y Juan de Pineda, en presencia del Gobernador. La actitud insolente de sus subalternos decidió a Hurtado de Mendoza a tirarlos de sus caballos, tomarlos prisioneros y condenarlos a muerte por degollamiento. Sin embargo, la suerte estuvo del lado de Ercilla, ya que al parecer habría sido una joven indígena, compañera de Hurtado de Mendoza, la que pidió su perdón. Después de este suceso, Ercilla abandonó sus aventuras luego de permanecer 17 meses en Chile.

Testimonio de la Conquista.


Durante sus excursiones junto al Gobernador, Ercilla empezó a escribir La Araucana . Los datos anteriores a su llegada al país, que constan en esta obra, los obtuvo en Lima y en Chile, donde escuchó los relatos de antiguos conquistadores.

La publicación del texto en Madrid se hizo en tres partes en los años 1569, 1588 y 1589. El éxito de la publicación fue inmediato y Chile se convirtió en la primera nación —después de los grandes poemas épicos como el del Cid en España o la Chanson de Roland en Francia— cuyo "nacimiento" fue cantado en un poema épico.

La Araucana gira en torno a un tema central, la guerra, que es cantado en 37 cantos en octava real, algo monocordes, aunque ágiles y unitarios en cuanto al relato de los sucesos.
 
 
 
 
 
 
teatroart la magia educativa
PROGRAMA DE TEATRO EDUCATIVO PARA LA FORMACIÓN DE AUDIENCIAS
 
ATENCIÓN DE LUNES A VIERNES DE 08:00 A 18:00 HRS. MESA CENTRAL 222226710, 222228539, 226350905.
CELULARES: 993956125 982604619 974339115 964195362 951056187 963414983
 

Todas las marcas, productos, servicios e imágenes exhibidos, están registrados por sus dueños respectivos y son sólo referenciales.
Teatroart © 2003. Todos los Derechos Reservados.
Prohibida su vinculación y reproducción total o parcial sin la autorización expresa y formal de sus representantes.